Cargando...
¡Genial! Te hemos enviado los detalles de acceso a: $email

Definición del principio de no compensación

Según la normativa contable no se permite compensar cuentas de activo con cuentas de pasivo, ni gastos e ingresos aunque compartan el mismo origen
El principio de no compensación forma parte de los Principios Contables Generalmente Aceptados y establece la prohibición a la hora de compensar unas cuentas con otras.

Más especificamente, no se podrán compensar partidas de activo con partidas de pasivo, o ingresos con gastos; de hecho, estas partidas hay que valorarlas de forma separada e independientemente.

En resumen no podemos compensar lo que debemos con lo que nos deben.

Especificaciones

Puede pasar que una norma contable explícitamente establezcan que dos partidas específicas se pueden compensar; de cualquier otra forma, cada cuenta ha de representarse independientemente con el sado que posee.

El objetivo de este principio se basa en que si compensas cuentas se puede perder información valiosa que no sería reflejada en las cuentas anuales, lo que causaría no representar la imagen fiel ni del patrimonio, ni de la situación financiera, ni de los resultados de la empresa.

Además, la aplicación de los principios contables busca representar la imagen más fiel de la empresa.

Ejemplo

Si decido ir a mi banco A me conceden un préstamo, tengo que pagar periódicamente intereses. Por otra parte, tengo una cantidad de dinero a plazo fijo en el mismo banco A, por el cual recibo intereses por mantener ese dinero.

Estos intereses no se pueden compensar, cada uno es un gasto o un ingreso y aparecerán de forma independiente.
×

¿Tienes un amigo

a quien podría interesarle esta página?

×

Error

Lo sentimos, el sistema ha detectado demasiados intentos de mandar emails en un márgen de tiempo muy corto. Por favor espere un rato y vuélvalo a intentar.

Cerrar la ventana